Signature Billboards

Cenicienta

Es difícil decir por qué Cenicienta se tomó la molestia en repetidas ocasiones  de escapar de la “sala de rehabilitación” de acolchado de paja, arrastrando su pata coja por el suelo desnudo de un par de habitaciones vacías, levantando su cuerpo dolorido desde el taburete para pies, a la silla, luego al aparador, sólo para posarse frente al único espejo en la casa - el espejo de vanidad.

Al principio, pensábamos que estos escapes eran su manera de señalar que ella estaba dispuesta a reunirse con su bandada, y bromeábamos diciendo que, antes de "salir del hospital", estaba tratando de asegurarse de que parecía tan "normal" como podía. Pero pronto se hizo claro que el objetivo de Cenicienta era el espejo, no el gallinero. También quedó claro que, mientras ella entendía perfectamente por qué posarse en el espejo era importante, nosotros sólo podíamos intentar adivinar y especular. Tal vez lo que la llevaba era la curiosidad. Tal vez era el desafío intelectual de completar con éxito una difícil carrera de obstáculos. Tal vez se dejaba llevar por preguntas que nosotros, los seres humanos, sólo podemos empezar a imaginar, y encontraba respuestas que nosotros sólo podemos soñar. Tal vez reconocía su reflejo en el espejo como "soy yo" y se deleitaba en ese descubrimiento. Tal vez lo percibía como "otro" - tal vez un otro absolutamente fascinante, y se deleitaba en compañía de ese desconocido.

Quizás, la asombrosa habilidad del reflejo para moverse en perfecta armonía con ella, de nunca alejarse de su lado, y de, con dulzura, cacarearle en respuesta con perfecta armonía, le proporcionaba una experiencia de paz, comodidad, seguridad y confianza que ella, huérfana, había anhelado pero nunca conocido.

Al igual que todas las aves criadas para el consumo humano, Cenicienta nació en una incubadora, negada de estar con su madre, mezclada con miles de otros huérfanos en una bodega oscura, manipulados genéticamente para crecer morbosamente grandes, morbosamente rápido "al peso que el mercado desea", se le robó no sólo la salud más básica de su cuerpo y las necesidades más básicas de su mente, sino también fue privada de la experiencia más esencial de su corazón: el amor de una madre, la certeza de que alguien en el mundo la ama, quiere que viva, quiere que florezca. Así que no sabemos con precisión lo que ella obtiene de posar frente al espejo de vanidad. Pero es seguro asumir que ella busca lo que todos buscamos, una medida de comodidad y sentido, una manija de donde poder aferrarnos a la belleza y la carga de estar vivo y consciente. Por alguna razón, parece que lo encuentra en compañía de su propio reflejo.

La alegría de ver a Cenicienta aquí en el santuario, en pleno florecimiento de conciencia y estado de ánimo, de pensamientos, de preguntas, rarezas y recuerdos, viene con la herida de saber que millones de seres inteligentes, llenos de sueños como ella, son reducidos a diario a cubetas llenas de partes del cuerpo amputadas, ridiculizados como “carne”, tirados como residuos cloacales. La dicha y el dolor de saber que Cenicienta también se da cuenta de que hay infinitamente más comodidad y significado para salvar vidas inocentes como la suya - una comida vegana a la vez - que la que hay en pretender que no tienen ningún valor – un plato de "alitas calientes" a la vez.

Joanna Lucas
© 2006 Joanna Lucas
Cinderella
Translated by Melanie Mara Berbel and Soledad Moretti


Si vivir éticamente es importante para ustedes, por favor recuerden que no hay nada compasivo en la ganadería “humanitaria”, del mismo modo del que no hay nada ético o defendible del consumo de productos de origen animal. Cuando nos enfrentamos ante la injusticia fundamental inherente a toda la ganadería - un sistema que se basa en infligir un sufrimiento enorme, intencional e innecesario y la muerte a miles de millones de individuos sintientes - la única respuesta ética es hacer el esfuerzo de detenerlo, haciéndonos veganos, no regulándola apoyando métodos “mejorados” de producción de lácteos, huevos, carne, lana, seda, miel y otros productos animales. Para más información, por favor lee The Humane Farming Myth. Vive vegano y educa a los demás para que hagan lo mismo.